lunes, 28 de marzo de 2011

DIARIO DEL VIAJE A LA ANTÁRTIDA ( X V I I ).

Como si fuera un dique flotante, igual.


Día 13 de diciembre de 1989.
""...Como resultado de las calibraciones del equipo oceanográfico efectuadas ayer y, dadas las predicciones meteorológicas favorables, se pretende efectuar el levantamiento oceanográfico ("sparker", magnetómetro) de la Zona Norte (Drake) de las Shetland, cubriendo una derrota que saliendo por el Boyd, cruce la zona de subducción al Norte de Livingston y regreso dejando por Br. las Islas Smith y Nevada, con la finalidad de cortar la falla de Hero...""

Hoy es el día de Santa Lucía.

Hemos estado navegando todo el día, porque ya se ha empezado con los programas científicos en cuanto a oceanografía e hidrografía se refiere; se ha lanzado por la borda el "sparker" y un hidrófono para hacer sondas en tránsito avisando al Puente cada 100 metros. La velocidad que llevamos es mínima, solo vamos con máquina avante para que los aparatos puedan funcionar a la perfección dentro de lo que cabe.

La navegación que estamos haciendo es alrededor de las Islas Shetland para hacer mediciones varias. Realmente hoy no ha sido muy pródigo en acontecimientos, solo se puede comentar que ha habido una nevada muy intensa, por lo que se puede decir que ha sido el único hecho relevante, importante y vistoso del día, porque no todos los días ver nevar con tanta intensidad.
Iceberg gigante y una ballena sumergiéndose.

Por otra parte... seguimos contando los días que nos quedan, e incluso los que faltan para las Navidades. De momento, parece haber buen ambiente preparatorio para los días de fiesta que se avecinan; y hay quien ya está pensando también, en algunos juegos para cuando crucemos el Círculo Polar Antártico, que será como el Cruce del Ecuador -donde no pudimos celebrar nada, por culpa del mal tiempo y del temporal-, pero mucho más importante y significativo por la sencilla razón, de que seremos -de eso no nos cabe la menor duda- los primeros españoles y el primer buque de la Armada Española que llegue tan lejos en el mundo, y bueno..., esto no sucede a diario en nuestro País.

Día 14 de diciembre de 1989.
""...Nos encontramos navegando al Norte de Livingston efectuando perfiles sísmicos y magnéticos en la zona de subducción de las Shetland. Estos estudios tienen interés científico en el sentido de que su conocimiento aporta información sobre la separación de las Shetland del Sur de la Península Antártica y, por tanto, sobre las estructuras geofísicas de la zona, misión importante en el programa de nuestra Campaña.
Se pretende continuar hasta sobrepasar la zona al Norte de la Península Shiref, lugar donde varó en el siglo XIX el navío de la Armada Española "San Telmo" en navegación  de Cádiz a Valparaiso (Chile), perdiéndose entre 500 y 800 hombres de nuestra Armada en lo que ha constituido la mayor catástrofe de la historia Antártica. Esta zona, igualmente, parece ser la que se describe como el primer avistamiento antártico, hecho en 1603 por el Almirante español Gabriel de Castilla...""

Hoy seguimos navegando y haciendo la misma programación que nos mantiene ocupados estos días. Hay en el ambiente la esperanza de que cojamos el rumbo hacia el Círculo Polar, y de esta manera, ser los primeros españoles en llegar a tal latitud, junto con el buque, que también sería el primero, como ya he comentado anteriormente.

Desde luego, sería un hecho y un hito histórico para la Historia de España, aunque realmente no sé todavía que importancia se le daría, pero lo que si es seguro es que a nosotros nos quedaría grabado de por vida: el ser los primeros españoles que consiguen tal hazaña, ¡porque esto es una hazaña de verdad!; de todas maneras, todavía es pronto para hablar de esto..., ya se verá según vayan pasando los días.
Pingüinos encima de un iceberg.
Por la tarde hubo reunión de Jefes en el Puente de Mando, y no por nada especial, sino porque coincidieron todos a la hora de la "visita"; yo, a lo mío, que es el timón, pero desde luego se escuchaban cosas curiosas -algunas no son "contables" aqui-, y que hacían reir, pero porque ya lo contaban en plan anecdótico, como por ejemplo, el estar mirando dos cartas náuticas diferentes (una era inglesa y la otra argentina) y darse cuenta de que en una había una isla que en la otra no figuraba. Asi que el comentario fue. "Vamos a situarnos y a guiarnos por ésta que tiene una isla más que ésta otra, no vaya a ser que nos demos de frente con ella, si nos fiamos de la que tiene una isla menos".

A las 19.45 horas, se recogió todo el material científico que iba a remolque, para las distintas pruebas, y se aumentaron las revoluciones del motor para quemar aceite y por lo menos, quitarnos de encima la monotonía de ir en "embrague avante" con una velocidad de 4 nudos.

Ahora por lo menos, íbamos con la mar de proa, pero con una marejada que se llevaba muy bien, a las 24.00 horas salí de guardia, y tal como salí, me fui a dormir. Estaba muy cansado y es que, aunque no lo parezca, ir de guardia en el timón cuando vas a la mínima velocidad y tener que ir muy pendiente de los rumbos y los cambios continuos de éstos, pues si que te agota bastante, aunque no lo parezca o parezca que vas en una guardia cómoda, no es así. Asi que, esto se queda aqui, hasta mañana que empecemos de nuevo. Tengo toda la noche para descansar a gusto, si seguimos con esta mar que hay ahora, si no...
Con forma de puente....

Día 15 de diciembre de 1989.
""...Nos encontramos navegando entre las Islas Nevada y Smith. Durante los días 13 y 14 de diciembre de 1989, se han efectuado perfiles oceanográficos al Norte de las Shetland para el estudio, como se ha indicado en la parte informativa de otras Ordenes de Actividades, de los procesos de formación de las Shetland del Sur... Los Destacamentos en tierra, continúan sus trabajos programados, y la meteorología ha mejorado bastante... Se pretende fondear en la Base Antártica Chilena "Arturo Prat" en la mañana del día 16. Se embarcará el combustible que, con destino a la Agrupación trajo el "Yelcho"... ""

""La Base Antártica Chilena "Arturo Prat", pertenece a la Armada de Chile, fue una de las primeras Bases Antárticas establecidas para trabajo permanente (1947) y sus instalaciones constituyen un modelo Antártico con capacidad para 60 hombres durante el Verano Austral (mantenimiento y científicos) y 10 durante el invierno. Los relevos se producen una vez al año (mes de noviembre) y el mando lo ostenta un Capitán de Corbeta o de Fragata de la Armada Chilena. Sus instalaciones abarcan responsabilidades en Comunicaciones, Seguridad en la Navegación y Meteorología"".

Hoy he entrado de guardia por la mañana temprano, lo que quiere decir que son las 08.00 horas. Bueno, pues he empezado con la novedad de tener viento suave, la mar muy calma y con las guardias de sondadores en el laboratorio, siguiendo con la programación que hay sobre estos temas; es decir, haciendo oceanografía (hoy daremos el magnetómetro y el "sparker" y se efectuará el registro del perfil hacia las Islas de Astrolabio y Greenwich), hidrografía (se harán sondas de tránsito y situaciones del GPS cuando haya 4 satélites y Tránsit en otras circunstancias), geofísica (registro en los Destacamentos de tierra), topografía (abanderamiento de cuatro puntos en despliegue hacia Bahía Falsa), geodesia y el resto de los grupos harán trabajos de gabinete.

Navegamos durante todo el día a lo largo del Archipiélago de las Shetland. En el Comedor reina buen ambiente, tanto entre la Marinería, Cabos, Suboficiales como Oficiales, porque allí, bajes a la hora que bajes, siempre encuentras buen clima, es el sitio por excelencia, donde nos reunimos todos (no importan las categorías ni los "galones"), punto de reunión para comer, charlar, jugar, cantar, informar... a pesar de cada categoría dispone de su propia Cámara, pero como además es lugar de paso, de tránsito, tanto si vas para proa, como si vas para popa, como si vas a la cocina, como si vas máquinas... todos paran allí con o sin motivo. Y eso -sigo insistiendo en ello- es bueno, se nota que no aparece la "mamparitis", ("mal" que suele aparecer cuando llevas mucho tiempo navegando sin tocar puerto y las neuronas se van dislocando dentro de tu "coco") aunque estamos en las puertas de las Navidades y no reina todavía el ambiente navideño.
De éste... no se conoce su forma.

("Mamparitis" viene de mamparo. Mamparo en el argot marinero es la pared que separa un compartimento de otro, y en un barco hay muchos compartimentos, de ahí que cuando llevas un tiempo a bordo de un buque sin tocar puerto y caes en depresión, te quedas sin ánimos para nada, no te apetece hablar con nadie, quieres estar solo, buscas que nadie te hable, tratas de hacer cosas sin decir nada a nadie... se suele decir que tienes "mamparitis").

Me refiero con esto, a que aún no hay puestos ningún tipo de adorno navideño, típico de las fiestas, como suelen ser la guirnaldas, el arbolito de navidad, las bolitas brillantes y todas esas cosas que se ponen en estas fechas tan señaladas y entrañables, que a nosotros nos ha tocado pasar tan lejos de nuestros hogares y nuestras familias.
 
Por la tarde, han habido las ya habituales llamadas telefónicas, y como siempre, los clásicos "reservas" por si sobraba algo de tiempo, poder hablar un poquito, bueno, lo estipulado: tres minutos. Siempre y cuando haya alguien que no quiera llamar o que haya sobrado -como ya he dicho- algo de tiempo en la conexión.

Entre ellos, estaba yo, por supuesto, porque quería hablar con mis hijos, y solo pude hacerlo con las dos niñas mayores, ya que el chiquillo había salido de compras con su madre. Muy contentas las dos de oir la voz de papá, tanto como yo de oirlas de nuevo a ellas, y deseándonos mutuamente unas muy Felices Navidades, aunque no será lo mismo estando separados y a tanta distancia, pero en fin... de todos modos, espero volver a tener comunicación con ellos más adelante.

Coninuamos la navegación entre las Islas Snow y Nevada, y había momentos en que la visibilidad era tan buena, que se veía la costa helada, o mejor se puede decir, la costa de hielo de la Península Antártica, porque hay que fijarse mucho en la costa, para adivinar algo de tierra o roca. Aparte de que, como ya he comentado anteriormente, cada vez que nos acercamos a la Península, existe ese gran deseo por parte de todos, para seguir hasta el Círculo Polar y cruzar esta línea imaginaria, que ningún otro español ha cruzado todavía.
Ballenas resoplando.

Hoy ha habido otro "ataque" al Jefe de la Expedición para ver si se decidía, porque desde luego, era el día propicio para arrumbar hacia allá abajo, pero... el ataque ha sido infructuoso, ya que se ha negado en redondo. Él tiene en su mente, los programas científicos que se han de hacer y los márgenes de tiempo que hay contando con los constantes cambios meteorológicos, asi que... En fin, ya veremos que sucede según vayan pasando los días, porque no vamos a cesar en nuestro empeño de conseguirlo (siempre en el mejor de los sentidos, nunca intentando cometer ninguna tontería), es lo que queremos y deseamos todos, incluídos los miembros de la Expedición que vienen a bordo y que están también algo excitados con esa idea.

Mañana... Dios dirá, la mar preverá y nosotros haremos lo que esté en nuestras manos, para que todo siga como hasta ahora y no falle nada; además, llevamos con nosotros a nuestra Patrona, la Virgen del Carmen, que seguro que va velando por nosotros las 24 horas del día desde su pedestal en el Puente de Mando.

Día 16 de diciembre de 1989. 
""...Entre los objetivos que han sido asignados a esta Agrupación Antártica, figura un hecho que, en el futuro será considerado histórico en nuestra Armada, que es el cruce del Círculo Polar Antártico y exploración hacia Bahía Margarita, del B/O "Las Palmas". ... Dado el carácter de la Campaña, dirigida a consolidar la presencia científica de España en la Antártida, se pretende que además del hecho histórico sus motivaciones tengan una razón y signifiquen una aportación a la Ciencia y Seguridad en la Navegación Antártica, por lo que su desarrollo debe contemplar el momento de realización adecuado, compatible con la situación meteorológica y mapa de hielos, así como una planificación de los trabajaos científicos a realizar... El momento parece favorable con posibilidad de penetración a la Base Antártica Estadounidense "Palmer", a través del Estrecho de Gerlache, al Círculo Polar y a Bahía "Margarita"...

Son las 04.00 horas de la mañana y acabo de hacer el relevo de la guardia, después de comunicarnos los datos oportunos para seguir navegando como hasta ahora. Por lo pronto, se hace comprobación de todos los sistemas del Puente, y salgo un rato al alerón para despejarme del todo, con esta brisa fresca que hace a esta hora.

Encontramos ante nosotros un panorama fascinante. Todo el mar que podemos abarcar con la visa, lleno de icebergs, pero unos icebergs enormes, unas moles como solo en algunas películas se pueden ver. Contado asi, parece una cosa del otro mundo, pero como es la primera vez que vemos algo tan espectacular y tan fascinante, pues hay que expresarlo de la única manera que se sabe. Hemos tenido que ir gobernando a la voz (esto es: llevar el timón en manual para ir "conduciendo el barco", y al rumbo que nos va ordenando el Oficial de Guardia), porque había que ir sorteando a estas moles, ¡las teníamos por todos lados!, asi que teníamos que ir haciendo zig zags para ir esquivándolos.
Colorido en los icebergs.

Este panorama es fascinante, y no dejamos de admirarlo, porque cada auno que vemos, tiene un tamaño distinto, tiene una forma distinta, y colores distintos... ¡y todo es tan distinto aqui...! 

Así continuamos navegando, cuando nos visitó el Dr. Asís, Médico de la Expedición, y que ya es un "Antártico Puro" (también estuvo en la primera Campaña del buque) y nos estuvo hablando sobre los distintos tipos de ballenas que nos podríamos encontrar, si es que todavía no habíamos avistado alguna.

En efecto, no vimos ninguna, pero si pingüinos, ¡a manadas y por delante del barco!. Y aves, muchas aves. Aves... siempre, desde que estamos en estos mares; las aves siempre vuelan por delante de la proa, como queriendo jugar con el barco, haciendo una especie de ballet aéreo, algo espectacular, por lo que bonito que resulta... lo mismo van raseando por el mar y saltando justo en la cresta de la ola que llega, que elevan su vuelo hacia el cielo y hacen las más variadas piruetas, y en cualquier momento crees que se van a dar el mayor golpe de su vida. Pero solo ellas, saben ser tan ágiles como el viento, y aprovechar las corrientes de aire sobre el mar.

Todo esto es lo que vamos osbservando desde que entramos de guardia, y a eso de las 06.30 horas, vimos, o mejor dicho, divisamos un grupo de 8 ó 10 ballenas, que según el Dr. Asís, podrían ser muy bien del tipo "piloto" o "rorcuales", por la forma del lomo y la aleta dorsal.

El caso es que no se acercaron al entorno nuestro, seguramente porque llevamos en el agua el "sparker" y el magnetómetro, que al soltar unos chispazos, lógicamente asuste a los cetáceos y los ahuyenta. Más tarde, sobre las 08.30 horas, más o menos, vimos otro grupo de orcas, y estas si nos dieron espectáculo, porque aparte de soltar esos chorros de agua hacia el cielo, saltaban fuera del agua y se dejaban caer con todo su enorme peso, levantando una columna de agua enorme, y claro, todo el personal estaba en cubierta viendo tan bello panorama, como si estuvieran disfrutando en un gigangesco acuario; todo esto, encontrándonos rodeados de icebergs enormes, ballenas por un lado, orcas por otro, pingüinos abriéndonos la proa, subidos en los témpanos de hielo... ¡¡una auténtica maravilla es lo que estamos viviendo!!.

La verdad es que hoy, empezó a amenizarse un poco la navegación y a la vista está, todos estábamos en cubierta tomando buena nota de ello: unos con las cámaras fotográficas para inmortalizar ese momento tan bonito en la vida de cada uno de nosotros, con la imponente mole de un iceberg detrás de él para que se viera bien... otros con la cámara de video para hacerse de una buena película como recuerdo imperecedero, como los documentales de televisión, pero vividos por uno mismo. Y el que más y el que menos... alucinando ante tanta maravilla.

Ballena comiendo krill.
Durante la mañana, y después de cansarnos de ver estas enormes moles de hielo, haber tenido de fondo del decorado, a la Península Antártica, estuvimos en el Comedor viendo en el video las tomas que hizo Txo con su cámara y pendientes de oír algún informativo por los altavoces que nos alertara sobre otra posible visita o vista de cetáceos, para salir enseguida a cubierta, y disfrutar observándolos, y si era posible, grabarlos para recuerdo de cada uno de nosotros.

Así estuvimos toda la mañana, y yo pendiente al mismo tiempo, de que me llamaran del Puente para hacer la Orden Diaria de Actividades, por lo que no pude descansar como es debido. En fin, son cosas que pasan, pero lo pasé fantásticamente bien, disfruté como nunca lo había hecho, ni siquiera imaginándolo, y vi cosas que en la vida me podría imaginar verlas tan de cerca.

A las 14.00 horas, y después de haber comido unos buenos callos, huevos fritos con sus patatas fritas y un poco de macedonia de fruta, vuelvo a entrar de guardia hasta las 17.00 horas, en que enfilamos la entrada del Estrecho del Inglés, para adentrarnos en Bahía Discovery (ese es su nombre norteamericano) o Bahía Chile (ese es el nombre chileno) y fondear frente a la Base Antártica Chilena "Arturo Prat", en visita de cortesía y a la vez para hacer carga de combustible, que previamente había dejado el buque chileno "Yelcho", para cuando llegáramos aqui.

A las 19.00 horas quedamos fondeados y se arriaron las embarcaciones para que el personal que quisera, pudiera bajar a conocer la Base y también para la visita de cortesía de nuestro Jefe de Expedición, así como nuestro Comandante, junto a algún miembro de la Expedición y Dotación, a los miembros de la Base Chilena.

A las 22.00 hofras, regresaron todos a bordo y poco más tarde quedaron izadas todas las embarcaciones, hasta mañana en que se volverán a arriar, para realizar nuevas visitas. ¿Por qué izamos las embarcaciones...? pues por pura medida de seguridad, por si hay que levar rapidamente y salir a navegar de inmediato, por si se levanta la mar... pero básicamente, por Seguridad.
Otra gran mole de hielo.

Algo que nos han contado y que hay que hacer constar aqui, es que el personal chileno que hay en la Base, tiene que estar haciendo preparativos en general, con un año de antelación al comienzo de la Campaña, y que suelen estar periodos de 1 a 2 años completos. Pero también es comprensible decir que están practicamente al lado de casa -como aquel que dice- y que siempre tienen apoyo logístico inmediato por las inmediaciones, ya que aparte de ésta, se encuentran algunas más en el resto de las Islas del Archipiélago de las Shetland del Sur (Isla del "Rey Jorge" o "25 de Julio") y por la Zona del Tratado Antártico.

Pues acaba el día, y nosotros fondeados frente a la Base Chilena (ellos están muy contentos de tenernos cerca, porque nos aprecian y saben que nuestro buque puede ser un medio de auxilio mientras estemos en la Zona), con muy buena mar (porque aqui dentro apenas sopla el viento, y se puede decir que hay calma total), pocas nubes y si algo de frío. La temperatura está un poco baja.


¿Atardecer? ¿Anochecer? ¿Medianoche? ¿Madrugada? ¿Amanecer?...

video